martes, 6 de diciembre de 2016

VIAJE AL TÍBET - Segunda parte: del EBC a Darchen


Esta entrada es la segunda parte de mi viaje al Tíbet.

El enlace para la entrada de la primera parte es:
http://mendi-gar.blogspot.com.es/2016/12/viaje-al-tibet-1-parte-de-lhasa-shegar.html

El viernes 16 de septiembre, séptimo día del viaje en Tíbet, vamos a recorrer la carretera entre Shegar y Rongbuk, pueblo-monasterio situado a cinco kilómetros del Campo Base del Everest (EBC). Si hay suerte hoy, esperemos ver el Everest desde su cara norte. Todos nosotros, hicimos anteriormente el trek del Khumbu en Nepal y el Everest se ve desde la cima del Kalapatar pero no desde el EBC.

A las 7 de la mañana, el cielo está completamente despejado con una maravillosa luna llena. Al salir de Shegar, tenemos un check-point muy severo. Parece que la carretera que lleva al EBC está muy controlada.

 Foto sacada un poco después de las ocho, desde nuestro autobús

 La carretera que sube al collado de Pang La es impresionante
Jack nos dice que dentro de unos años, una carretera así llegará al pie del Kailash



 Llegada al Pang La (5198 m)
Íbamos a parar solamente diez minutos porque la cadena del Everest estaba invisible desde hace varios días. Nos acercamos al mapa panorámico y... oh! milagro! Parece que el horizonte se despeja y en cuestión de segundos, poco a poco toda la cadena aparece... la emoción es inmensa...

 Jack nos enseña el Cho Oyu a la derecha del Everest
Podremos ver tambien a su izquierda el Makalu y el Lhotse








 Después de un largo tiempo sacando decenas de fotos, hay que retomar el camino, bajando el collado hacia el norte, para ir hacia el EBC


 Atravesando un pueblo pequeño (Paksum?)

 Los tonos de colores de la meseta tibetana son de una gran delicadeza

Nos acercamos a Rongbuk

Llegada a Rongbuk a 4980 m de altitud
El monasterio de Rongbuk es el más alto del Tíbet y entonces del mundo. Existía una actividad monástica desde hace centenares de años pero este monasterio ha sido establecido en 1902. Antes de la Revolución Cultural china, vivían aquí 500 monjes. Ahora quedan una treintena de monjas y monjes. En el interior quedan unos murales absolutamente maravillosos. En la foto, si a la izquierda se ve el monasterio, a la derecha, vemos el puesto de control para poder ir al campo base.

Rongbuk
 Dejamos las mochilas en nuestro hotel y después de un té caliente, tomamos un jeep para recorrer los cinco kilómetros hasta el EBC

 Puesto de control donde hay que enseñar todos los pasaportes y permisos diversos antes de salir

 Barracones en el EBC
Aquí de nuevo, controles y más controles... nuestro guía Jack parece tener todo en regla

 De los barracones, se sube esta pequeña cuesta... 

... y aquí está el campo base
Está totalmente vacío al no ser temporada de expediciones
 Hay una costumbre entre los alpinistas: antes de irse, dejan inscripciones efímeras en el suelo. Y nosotros al ser trekkers, no tenemos el derecho de pasar el límite marcado es decir de bajar la cuesta, sino sería otro permiso, el de expediciones!



 Nuestros dos guias: Krishna, el nepalí y Jack, el tibetano

 Hay que volver a Rongbuk

Lo más increíble es la fotografía del monasterio con el Everest en segundo plano y la vida cotidiana alrededor del monasterio




















 La restauración del monasterio empezó en 1983 pero como podemos ver en la foto, hoy en día sigue

Antes de ir a cenar y dormir, mi amiga Danièle se ha quedado en éxtasis 

EL EVEREST

El sábado 17 de septiembre, nos levantamos después de una noche difícil, lo que no es de extrañar a 5000 m de altitud. Si al levantarnos a las seis y media, el Everest está completamente en las nubes, al salir a las ocho, el monte totalmente despejado es espléndido. Pero hay que seguir hacia el oeste, hacia el Kailash. Nos esperan dos días de autobús y mil kilómetros hasta Darchen, el Chamonix del Kailash.

 Última foto del Everest antes de salir

 Un pueblo tibetano entre Rongbuk y Shegar


 El mercado en Old Tingri

¡¡¡Son los reyes del lugar!!!
Pero como estamos obligados a ir a 50 kilómetros a la hora, no hay mucho peligro... En Tíbet, la nieve es escasa en invierno y la maleza espinosa que resiste al hielo permite alimentar los rebaños de yaks. El paisaje es pasmoso. Estamos de nuevo en la Frenchship Hway, en una meseta entre 4400 y 4700 m de altitud entre dos cadenas de montaña con el Himalaya al sur.




 Los lagos Langiang Tsho y Pelkhu Tsho

 A lo lejos, el Shisha Pangma (8013 m)

Durante las diez horas de viaje, hemos pasado varios collados. Este es el último antes de llegar a Saga, nuestro punto de descanso para este sábado 17 de septiembre. Soñábamos con una ducha después de tres días sin agua, pero fue imposible... Saga tiene corriente eléctrica únicamente durante dos horas al día y el agua está bombeada desde las capas phreáticas... entonces al llegar muy tarde, el hotel no tenía ni agua para duchas, ni luz...

El domingo 18, nos esperan de nuevo unos quinientos kilómetros de carretera entre Saga y Darchen, para llegar al punto tan soñado, al Kailash.



Cruzando un pueblo, de nuevo nos extraña ver tantas casas en construcción, todas sobre el mismo modelo. Jack hace unos días nos explicó que debido al terremoto del 2015 en Nepal, muchas casas aquí también tenían fisuras y era necesario alojar a la gente en algo nuevo. Pero hoy nos da una nueva explicación: el gobierno chino quiere "fijar" a la población nómada... cada uno se puede imaginar porqué....
 Casas en construcción


 Con estas gigantes lonas, se intenta fijar la arena del suelo

Pequeña parada al borde de la carretera

 Radar para control de velocidad...
A unos pocos metros de aqui, hay un muy severo control de policía, antes del collado Mayum La  (5280 m)

 Hacia el sur, el fascinante Gurla Mandata (7728 m) que ahora vamos a poder ver desde cualquier punto durante los próximos días

 Primera vista del KAILASH (6714 m)
Jack durante la parada-foto, ha llamado a la oficina que expide el permiso para la vuelta del Kailash en Darchen. Van a esperar nuestra llegada para su entrega, lo que supone poder empezar la vuelta mañana por la mañana. Una inquietud más solucionada... poco a poco vamos avanzando en el viaje y hasta ahora, todo nos ha salido bien.

 El sagrado lago Manasarovar, al sur del Kailash

El Kailash desde nuestro lodge en Darchen (4680 m)
Mañana es el día muy esperado. Vamos a empezar la vuelta del Kailash. Somos tod@s montañer@s y tenemos unas tremendas ganas de subirnos la mochila a la espalda y empezar a andar.


Mi viaje sigue en la tercera parte....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada