miércoles, 28 de mayo de 2014

La Isla de la Reunión (Océano Índico)






Hemos vuelto de la Isla de La Reunión donde hicimos un trek de doce días con otros siete amigos y amigas. Muchos me preguntan: “y donde está esto?”. Es una isla pequeña situada en el Océano Índico, entre Madagascar y la isla Mauricio. Forma parte del archipiélago integrado por las cinco islas Mascareñas (Îles Mascareignes, en francés). Administrativamente, las islas de Mauricio, Rodrigues, Agalega y Carajos pertenecen al estado de Mauricio. La Réunion es un departamento francés y, en consecuencia, es parte de Europa. Su tamaño es similar a Tenerife.


 Localización de las islas Mascareñas

Podríamos hablar de la historia de la isla, su colonización, la esclavitud, la explotación del café, la cultura de la caña de azúcar, su gente, sus lenguas, sus religiones, su gastronomía, su Dodo (ligera cerveza local) o su ron... y por encima de todo, de una sociedad que, tanto en el plano étnico como religioso, constituye un modelo de integración y de tolerancia, que no conocía y que me ha sorprendido agradablemente, en comparación con lo que pasa últimamente en Europa en general y en Francia en particular.


Cap Mechant

Pero para entender lo fascinante de este trek, hay que conocer un poco la historia del nacimiento de la isla. Hace unos cinco millones de años, un pequeño volcán empezó a formarse a 4000 m de profundidad en el océano. El crecimiento fue muy rápido debido a una actividad muy intensa del volcán, lo que le llevó a surgir a la superficie hace tres millones de años. Hoy en día, este edificio de 7000 m de altitud (comprendida la parte inmersa) sobresale 3069 m. Es uno de los mayores volcanes en el mundo. El Piton des Neiges, origen de la isla, se ha apagado hace unos 20.000 años. La erosión y los colapsos han formado a su alrededor tres circos: Cilaos, Mafate y Salazie, circos atravesados por profundos valles llamados “ravines”. Otro macizo volcánico es el Piton de la Fournaise, muy activo desde hace 350.000 años. Entre los dos, encontramos una sorprendente meseta a 1500 m de altitud: la Plaine des Palmistes y la Plaine des Cafres.





Un vuelo directo de once horas nos lleva desde PARIS-ORLY a SAINT-DENIS, capital de la isla. Antes de juntarnos con los amigos, alquilamos un coche durante cuatro días para un poco descubrir la costa desde la ciudad turística de ST-GILLES, costa donde se concentra la mayor parte de la populación.


Cap Mechant

Al oeste, encontramos algunas bonitas playas y albuferas, donde nos podemos bañar sin miedo a los tiburones. Alrededor de St-Leu, tres museos nos enseñan mucho sobre la historia y la naturaleza de la isla: el Conservatoire Botanique National de Mascarin, el Museo Stella Matutina (azúcar) y el Museo Kélonia (tórtugas). 


 Saint Leu 
Conservatoire Botanique National de Mascarin


Saint Leu- Musée Kelonia

Al este, entre Saint Philippe y Sainte Rose, la costa está expuesta a los caprichos del volcán. Las impresionantes corrientes de lava llegan al borde del mar. Se puede hacer un paseo de unas tres horas a través del Jardín Volcánico, donde nos enseñan todas las formaciones construidas por diferentes erupciones. Conducir por la nacional que atraviesa Tremblet es alucinante, sabiendo que esta carretera, una y otra vez, está destruida por las corrientes de lava y reconstruida encima de la última erupción.


 Cap Mechant

Al dar la vuelta a la isla en coche, entendemos muy bien la importancia de las “ravines”. Son una especie de barrancos que entrecortan en estrella todo el paisaje, hasta llegar a la costa. La inaccesibilidad de estos barrancos ha permitido salvar muchas especies de árboles, flores, plantas tropicales que estaban desapareciendo por el cultivo intensiva de la caña de azúcar y las construcciones de los pueblos.






Publicado el 24 de junio del 2014 en el Blog de Mujeres de Pyrenaica

2 comentarios:
Anónimo dijo...
Kaixo Miren!
que interesante! hace unos meses que me estaba planteando visitar esta isla, ahora ya me sobran ganas! que tal está para llegar allí? como es el nivel de vida?
eskerrikasko
esti k.
Miren GARMENDIA ETXENIKE dijo...
Egun on Esti,
Pues sí que te animaría! Hemos vuelto encantados y lo entenderás todavía mejor en mí próximo artículo.
Para llegar allí, muy fácil desde Paris Orly y la vida no más cara que aquí. Te dejo mi email y también nos podemos llamar o ver si te interesa.
mirengarmendia@telefonica.net
Miren G. E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada